1

Un consolador demasiado grande

Con ayuda de lubricante esta mujer introduce una polla gigante de goma por el ano de su marido. El juguete tiene un grosos tan grande que tiene que ir introduciéndola poco a poco, porque le cuesta una barbaridad entrar. Y eso que el agujero está increíblemente dilatado. Pero ni aún así consigue penetrarlo con el consolador hasta el fondo. Así que lo saca y vuelve a intentarlo una segunda vez, aunque parece que con la misma suerte.

Related Posts

One Comment

Deja una respuesta